San Juan, Puerto Rico San Juan, Puerto Rico < Escoja su localidad
  • Mi ciudad más cercana

San Juan, Puerto Rico San Juan, Puerto Rico

Varicela y los niños

La varicela es una enfermedad muy frecuente en los niños. A su vez, debido a las vacunas que protegen contra la enfermedad, algunos niños que no la padecen. Sin embargo, hay muchas posibilidades de que pueda suceder. Si sucede, es importante estar informado sobre sus características y cómo se trata.

¿Qué es la varicela y cuáles son sus características?

El nombre del virus es varicela-zoster. Cuando alguien se infecta con el virus, le empiezan a aparecer ampollas por el cuerpo. Sin embargo, este virus también tiene otros síntomas, como tos y moqueo.

800px-Windpocken¿Qué tan común es la varicela y cuales son algunos de sus síntomas?

Aunque existen tratamientos para evitar que un niño contraiga la varicela en su vida, la varicela es bastante común. La varicela empieza con un cátaro común y cogestión nasal, estornudos y tos. A lo largo de los días aparecen racimos de granos en el pecho y en la cara. Poco a poco, estos síntomas se van extendiendo a todo el cuerpo. Luego, aparecen las ampollas, cuyo picor es intenso.

Una de las características de la varicela es que la enfermedad es contagiosa. Lo más peligroso de la enfermedad es que ésta se puede transmitir a otras personas por parte del contagiado en un período de 2 a 5 días, antes de que se sepa con certidumbre que es varicela. Es por esta razón por la cual se debe tratar lo más pronto posible cuando sea detectada.

Tratamiento para la varicela

Una de las formas de evitar la varicela es aplicando la vacuna, mientras eres niño. No todos tienen la oportunidad de hacer esto. Otra manera es controlando la picazón, con baños de agua tibia y utilizando jabón de avena, entre otros. Los analgésicos también ayudan a aliviar el dolor y el picor que uno este sintiendo durante los momentos más fuertes de la enfermedad. No es recomendable que los niños no tomen aspirina. Al cabo de una semana, el niño se supone debe estar mejor.

Recuerda, que si tú como adulto, o tu niño tiene síntomas de varicela, debes acudir al médico para que les brinde al tratamiento adecuado.