San Juan, Puerto Rico San Juan, Puerto Rico < Escoja su localidad
  • Mi ciudad más cercana

San Juan, Puerto Rico San Juan, Puerto Rico

Pólipos intestinales

Una de las enfermedades comunes, pero igualmente peligrosas, son los pólipos intestinales. Aunque la mayoría de los casos reportados son de pólipos juveniles que no hacen daño si son detectados imediatamente, siguen siendo un peligro y no se pueden ignorar.  A continuación, algunos de los datos más importantes sobre los pólipos intestinales.

¿Que es un pólipo y cuáles son sus características?

Un pólipo es una carnosidad que se desarrolla en el revestimiento que rodea el intestino delgado o en el grueso. Usualmente tienen una forma de champiñón, con un tallo que lo conectan con la pared intestinal. El tamaño puede variar de dos milímetros a una pulgada en diámetro. Los pólipos se basan en su apariencia por microscópico.

offal-1463369_1280 (2)

Hay dos tipos de pólipos: los adenomatos, típicamente vistos en adultos y necesitan ser evaluados sobre un posible cambio maligno, y los hamartomatosos, que usualmente están presentes en niños y raramente presentan una amenaza de malignidad.

¿Qué tan comunes son?

El tipo de de pólipos más común es el pólipo juvenil que figura en un 95% de los casos reportados. Usualmente se encuentran en niños que son menores de diez años. Se pueden encontrar en aproximadamente en el 2% de los niños examinados.  La mayoría de los casos son de pólipos solitarios, que son de 1-5 pólipos. La mayoría de los niños con estas condiciones desarrollan los síndromes de pólipos de manera genética (poliposis).  Algunos de estos síndromes incluyen: el síndrome de poliposis juvenil, el síndrome de Peutz-Jeghers, el síndrome de Bannayan-Riley-Rubvalcaba y la enfermedad Cowden.

¿Cuáles son algunos síntomas y cómo se diagnostica?

Uno de los síntomas más comunes es la sangre en el excremento del joven. A la vez, es raro que otros síntomas surjan. No obstante, otros de los síntomas que pueden surgir incluyen: dolor abdominal cólico, diarrea con moco y prolapso del pólipo.

Una vez detectados algunos de estos síntomas, es recomendable llevar al joven a ver ayuda médica.  Lo más recomendable es acudir a un gastroenterológo pediátrico para eliminar la sangre del intestino grueso. El doctor recomendará una colonoscopia, en el cual verá con detenimiento parte del intestino para detectar estos pólipos. Una vez detectados, el proveedor médico utilizará un instrumento para sacar el pólipo. Usualmente se logran sacar todos, a menos de que haya alguna complicación o sea muy peligroso sacar algunos.

Posibles complicaciones

Es raro que los pólipos sangren en grandes cantidades. Sin embargo, pueden causar un tipo de obstrucción en el intestino llamada intususcepcioón. Es por esta razón que las personas que tienen varios pólipos o síndromes de pólipos se hagan colonoscopias cada cierto tiempo para verificarse y tomar medidas preventivas. Es necesario que los niños se revisen, debido al riesgo incrementado de desarrollo de cáncer.