Descargue nuestra aplicación AQUÍ

Pie de Atleta

Publicado el 02.04.2020

Es una infección en los pies, sobre todo en los dedos, provocada por hongos, aunque también se puede presentar en otras partes del cuerpo. 

Causas

Un ambiente cálido contribuye al crecimiento del hongo.  Por lo tanto, existe un mayor riesgo de contraer esta condición si el paciente usa calzado cerrado, tiene los pies húmedos por largos períodos de tiempo, y si suda mucho. 

 

El pie de atleta se contagia rápidamente, y se transmite por contacto directo o por contacto con artículos tales como zapatos, calcetines y superficies de duchas o piscinas.

Síntomas

El síntoma más común es la piel agrietada, en escamas y que se desprende entre los dedos de los pies o en los lados del pie. Otros síntomas pueden incluir:

  • Piel agrietada, en escamas, que se desprende entre los dedos del pie.
  • Picazón
  • Ardor o escozor
  • Ampollas que supuran (salida de líquido) o forman costra

Pruebas y exámenes

El proveedor de atención médica puede diagnosticar el pie de atleta simplemente observando la piel, pero también puede requerir algunos exámenes médicos, tales como:

  • Examen de hidróxido de potasio (KOH) para buscar hongos.  Ésta se realiza en el consultorio.
  • Cultivo de piel
  • Una biopsia de la piel con un tinte especial llamado PAS para identificar el hongo

Tratamiento

Las cremas o polvos antimicóticos de venta sin receta (over the counter), tales como miconazol, clotrimazol, terbinafina o tolnaftato. pueden ayudar a controlar la infección.

Para complementar el tratamiento debes seguir los siguientes consejos:

  • Continuar utilizando el medicamento durante 1 a 2 semanas después de que la infección haya desaparecido.
  • Mantener los pies limpios y secos, especialmente entre los dedos.
  • Lavar los pies con agua y jabón, dos veces al día, y secar completamente la zona con mucho cuidado.
  • Use medias limpias de algodón.  Cambiarlas, al igual que los zapatos, tan frecuentemente como sea necesario para mantener los pies secos.
  • Use sandalias o chanclas en duchas o piscinas públicas.
  • Utilice polvos antimicóticos o talcos de secado para prevenir el pie de atleta.
  • Use zapatos que estén bien ventilados y fabricados de un material natural como el cuero. Puede ser útil alternar zapatos cada día, de manera que puedan secarse por completo entre una vez que los use y la siguiente. No usar zapatos con forros de plástico.

Expectativas (pronóstico)

Las infecciones del pie de atleta siempre responden bien al tratamiento, aunque pueden volver a aparecer. Es posible que se requiera el uso de medidas preventivas y medicamentos a largo plazo.

Cuándo contactar a un profesional médico

Acude a tu médico de inmediato si:

  • El pie está hinchado y caliente al tacto, especialmente si tiene líneas rojas o dolor. Estos son signos de una posible infección bacteriana.  También si presentas pus, secreción y fiebre.
  • Los síntomas del pie de atleta no desaparecen al cabo de 2 a 4 semanas de tratamientos con cuidados personales.

FUENTE: medlineplus.gov

 



Volver