Descargue nuestra aplicación AQUÍ

Icteria y lactancia materna

Publicado el 17.01.2020

La ictericia es una condición que tiene como consecuencia que la piel y las partes blancas de los ojos se tornen amarillos. En el caso de recién nacidos, esta condición puede deberse al consumo de leche materna (si ocurre más allá de la primera semana de un bebé lactante, que por lo general está sano). La otra situación es cuando no recibe suficiente leche materna.

Ocurre con la misma frecuencia en hombres y mujeres y afecta a un tercio de todos los recién nacidos que reciben únicamente la leche de sus madres.

Pruebas y exámenes

Para el diagnóstico, el proveedor de salud puede ordenar exámenes de laboratorio, tales como:

• Nivel de bilirrubina
• Frotis de sangre para examinar las formas y tamaños de las células sanguíneas
• Grupo sanguíneo
• Conteo sanguíneo completo
• Conteo de reticulocitos

Estas pruebas se llevan a cabo para asegurarse de que no haya otras causas más peligrosas detrás de la ictericia.

Otra prueba que puede ser considerada consiste en abandonar la lactancia materna y dar fórmula por 12 a 24 horas. Esto se hace para ver si bajan los niveles de bilirrubina. Esta prueba no es siempre necesaria.

Tratamiento

El tratamiento dependerá de:

• El nivel de bilirrubina del bebé
• Si el bebé nació prematuro
• Cómo se ha estado alimentando el bebé

Los recién nacidos normalmente tienen niveles más altos que los niños mayores y los adultos, por lo que si el nivel de bilirrubina en normal para su edad, no se necesita tratamiento más allá del control estricto.

Para evitar que sea por no lactancia, se debe asegurar que la criatura esté alimentandose lo sufienciente.

• Desde el primer día, el bebé (a menos que el pediatra dé otra indicación, debe alimentarse entre 10 y 12 veces al día. Para saber si tiene hambre, debemos observar si succiona sus manos y chasquea los labios.
• Si esperas a que llore, el amamantamiento no será igual de exitoso.
• Debe establecer un límite de tiempo por cada pecho. Cuando el bebé está satisfecho, se relaja, abre las manos y se queda dormido.

En ocasiones, el médico puede recomendar darle fórmula al recién nacido, en lugar de leche materna.

Pasar tiempo de contacto de "piel contra piel" también puede ayudar a los bebés a alimentarse mejor y a las madres a producir más leche.

En casos más graves, será necesario administrar líquidos por vena, para aumentar la hidratación y disminuir los niveles de bilirrubina.

También exponer al recién nacido al sol o a luces azules especiales (fototerapia), puede ser de gran ayuda.

Expectativas (pronóstico)

Con el control y tratamiento adecuado, esta condición debe desaparecer por completo en la semana 12.

Prevención

La ictericia por la leche materna no se puede prevenir y no es dañina. Pero cuando el color de un bebé es amarillo, debe hacer que se evalúe su nivel de bilirrubina de inmediato. Si el nivel de bilirrubina está alto, es importante constatar que no existan otros problemas de salud.

Fuente: Medlineplus.gov



Volver