Descargue nuestra aplicación AQUÍ

Epilepsia Gelástica... condición que provoca la risa del Joker

Publicado el 01.12.2019

La risa se considera terapéutiva. Reír nos ayuda a relajarnos y a sentirnos mejor, e incluso puede contribuir a aliviar el dolor. Sin embargo, esto no siempre es así.

En la película “Joker”, Arthur Fleck, interpretado por Joaquín Phoenix, es poseedor de una estridente e incontrolable risa que lo mete en serios problemas y le dificulta comunicarse con las personas a su alrededor.

Esta condición, se llama epilepsia gelástica, un tipo muy raro de epilepsia, cuyas convulsiones son en forma de risas.

Esta enfermedad es un poco más común en niños que en niñas, aunque es tiene una baja incidencia y ocurre en 1 o 2 de cada 1.000 niños con este trastorno cerebral.

Causas

La causa común es un tumor en el hipotálamo. Este tumor puede presentarse de dos formas distintas: hamartoma, un crecimiento no canceroso compuesto por una mezcla anormal de células y tejidos. El otro tipo de tumor es un astrocitoma, un tumor del sistema nervioso que crece a partir de los astrocitos (células de soporte del sistema nervioso).

La mayoría de estos tumores son benignos, y que pueden crecer muy lentamente y sin extenderse.

Es posible que los pacientes de epilepsia gelástica tengan problemas de aprendizaje y/o de comportamiento y que éstos síntomas empeoren durante la adolescencia.

Síntomas

El principal síntoma de esta condición son las convulsiones, que generalmente comienzan con una risa, sinn razón aparente, aunque puede confundirse con la risa normal de un niño.

Esta risa puede durar entre 30 y 45 segundos y se detiene, de manera repentina. Puede estar seguida de movimientos ojos y la cabeza, crujir los labios o mover las manos. También pueden peresentar alteraciones de la conciencia o ignorar a las personas que los rodean.e.

Las convulsiones gelásticas pueden estar acompañadas de otro tipo de convulsiones, tales como rigidez en todo el cuerpo, sacudidas de brazos y piernas con pérdida de la conciencia; y/o debilidad de todos los músculos del cuerpo.

Diagnóstico

El proveedor de salud debe indagar en el historial médico del paciente, a que estos episodios se pueden confundir con trastornos del comportamiento o emocionales, lo que puede dificultar un dianóstico oportuno y correcto.

Para un diagnósitico preciso y correcto es necesario realizar un electroencefalograma, así como una resonancia magnética para determinar la existencia o no de tumores localizados en el hipotálamo o en otras áreas cerebrales, como los lóbulos temporales o frontales.

Tratamiento

Entre los tratamientos más comunes están los medicamentos para tratar las convulsiones focales como la carbamazepina, el clobazam, la lamotrigina, la lacosamida, el levetiracetam, la oxcarbazepina y el topiramato. Sin embargo, ninguno de los medicamentos pueden detener todas las convulsiones.

Otra alternativa terapéutica es la cirugía y, en casos más raros, la radioterapia, para tratar el tumor. En el caso de niños, se necesita complementar con terapita psicológica para tratar los problemas de aprendizaje y de comportamiento.

En el caso del Joker, ésta es una de tantas condiciones mentales y físicas de este interesante personaje.



Volver