Descargue nuestra aplicación AQUÍ

Disfunción sexual femenina

Publicado el 10.06.2019

Generalmente cuando hablamos de disfunción sexual, pensamos en un hombre con problemas de erección o eyaculación precoz. Sin embargo, muchas mujeres también diversas condiciones que le impiden disfrutar plenamente de su sexualidad.

Existen varios tipos de disfunción en la mujer:

  • Bajo apetito sexual
  • Dificultad con la estimulación sexual
  • Dificultad para alcanzar el orgasmo
  • Dolor durante las relaciones sexuales

Como ocurre con la disfunción sexual masculina, este tipo de problemas pueden ser temporales o permanentes, al igual que pueden presentarse con una determinada pareja, o en ciertos momentos específicos.

La disfunción sexual en la mujer puede deberse a problemas de salud, ciertos medicamentos, cambios en los niveles hormonales, problemas de pareja o familia, así como problemas psicológicos.  Estos factores, de igual manera, pueden contribuir a agravar el problema.

Tratamiento

El tratamiento dependerá de la causa, y el profesional de la salud podría incluir una combinación de tratamientos.

Es altamente recomendable que se hable con la pareja sobre lo que está pasando, ya que mejorar la comunicación puede, no sólo ser de gran ayuda, sino la solución al problema.  La terapia con un psicólogo o psiquiatra puede ser sola o en pareja.  Más adelante debe complementarse con terapia sexual, para logara una mayor efectividad.

Medicamentos

La causa puede deberse a efectos secundarios de algunos medicamentos.  En esos casos, el médico puede cambiarlos y se soluciona el problema.

Estrógeno

El estrógeno puede ser de gran ayuda en casos de resequedad vaginal y dolor durante las relaciones sexuales. 

El estrógeno tópico se trata de una crema o tableta que se inserta en la vagina, al igual que está disponible en un aro vaginal. A diferencia del estrógeno sistémico, no existe ningún riesgo a la salud con la modalidad tópica.

Por su parte, el estrógeno sistémico (terapia hormonal) está disponible en píldoras, parches, gel o aerosol.  Esta terapia afecta el cuerpo y presenta ciertos riesgos de salud, como apoplejía y coágulos de sangre.  Estas reacciones adversas al tratamiento son poco comunes en mujeres jóvenes y saludables.

Otros medicamentos

Existen en el mercado tratamientos de venta sin receta, que no contienen hormonas y tienen pocos efectos secundarios.  En esta categoría se encuentran cremas hidratantes que se aplican en la vagina varias veces por semana o lubricantes para la vagina, que se usan antes de las relaciones sexuales.

Los medicamentos recetados para mejorar las erecciones de los hombres pueden ayudar a ciertas mujeres.

Un medicamento no hormonal, que no está disponible, por todavía estar en pruebas flibanserin, se cree aumenta el apetito sexual

Dispositivos

Existe también un dispositivo recetado que puede ayudar con la estimulación al aumentar el flujo de sangre a la zona genital y aumentar las sensaciones.

Cambios de estilo de vida

Realizar cambios en el estilo de vida, como perder peso, alimentación saludable y actividad física, así como no fumar y dormir mejor, puede ayudar a mejorar considerablemente las relaciones sexuales.

Asimismo, aceptar tu cuerpo tal como es y mejorar tu autoestima puede hacer un gran cambio para ayudarte a disfrutar mejor de tu sexualidad.



Volver